Testimonio de Eunice

Hola soy Eunice, del estado de Chiapas.
El haber venido a CEMAD, fue una decisión de querer prepararme más para poder trabajar en la etnia a la cual Dios desea llevarme.
Mi experiencia en estos días en CEMAD puedo decir que han sido muy especiales, he podido tener una mentalidad más abierta a hacer misiones en las etnias. Me he dado cuenta que no es fácil como se piensa, pero que si se puede lograr por que el Señor está con nosotros.

capacitacion misionera, educacion misiones, escuela misiones

Tomar la decisión de servir a Dios, es lo mejor que puedes elegir, el estar en CEMAD requieres una experiencia única, es un buen lugar donde puedes estar preparándote para cumplir con la misión, sientes como esta pasión que te trajo a aquí te corre más fuerte dentro de tu ser; cada una de las materias impartidas hacen que descubras con una mentalidad más abierta lo que Dios quiere que hagas en el campo y cuál es la mejor manera de entrar a una etnia donde el evangelio no ha entrado, y es de tomar la decisión de hacer todo lo posible para cumplir la misión de una manera que no te equivoques y que puedas tener buenos resultados en el camino, puedo tener la firmeza de que Dios me ha llamado y que no estoy aquí por equivocación o en el momento equivocado.
Cuando llega el fin de semana te mandan a una comunidad para tus prácticas, ves la necesidad de la gente y de cómo buscan a Dios con una entrega total, te reciben en su hogar y te permiten orar por su familia, te das cuenta de la necesidad de ir a otras etnias donde aún no conocen de Dios y poderles hablar de su grande amor. Estar en la Sierra Tarahumara hace que te apasiones más por cumplir con la Gran Comisión.