Testimonio de Karina

Hola, mi nombre es Karina, soy de la ciudad de Monterrey, NL.
La experiencia que he tenido en CEMAD, ha sido extraordinaria, no solo por estar en un lugar tan hermoso como lo es la Sierra Tarahumara, sino porque en las clases mi mentalidad respecto a hacer misiones ha cambiado completamente, el comprender que Dios vino a morir por cada persona en el mundo me obliga a salir de mi comodidad.
Durante mi tiempo en la iglesia local estuve apoyando en el liderazgo con jóvenes, y otras actividades.

capacitacion misionera, educacion misiones, escuela misiones

Pude desarrollar un proyecto personal, tengo una pastelería en Monterrey la cual función muy bien y me sentía muy cómoda y segura en ella. Pero, hace unos tres años tuve unos sueños donde yo veía mucha gente sentada, ahí miraba hombres vestidos con vestiduras naranjas y su cabeza rapada, y leían tarjetas que no supe lo que era.
De alguna forma Dios me guio para venir a este lugar, estoy segura de que ha sido Dios guiándome a esta preparación. Quizás tuve dudas acerca de lo que estaba haciendo pero cada materia ha sido clave para la confirmación de Dios y para darme las herramientas que necesitaba.