Testimonio de Verónica

Mi nombre es, Verónica, vivo en Corareachi municipio de Urique.
Dios me salvo cuando tenía 16 años de edad, cuando conocí la Palabra de Dios, sentí que Dios estaba en mi corazón, sentí que Dios me amaba, y le pedí que me ayudara para que todas las cosas salgan bien.
Sigo adelante buscando más de Dios, el me enseña cada día más. Sentí en mi corazón enseñar a los niños en la iglesia y también dirigir los cantos en la iglesia, y me gustó mucho.
Dios me mostro en un sueño que yo enseñara a los niños en el albergue y tengo cinco años trabajando con los niños en el albergue, estoy contenta porque ha sido una bendición aprender en el Instituto Tarahumara (CEMAD) y me gustaron las clases y todo lo que me han enseñado los maestros, quiero seguir adelante aprendiendo más de la palabra de Dios, porque Dios me ama todos los días.